La limpieza es un factor clave para que las empresas puedan desarrollar su actividad en un entorno cómodo y agradable. Estas labores forman parte de la cultura sanitaria que está en auge dentro del mundo empresarial. Dependiendo de la actividad de cada organización la tarea que lleva a cabo puede variar pero básicamente en todas se repite el mismo común denominador: eliminar la suciedad con el fin de favorecer el equilibrio y la salubridad del espacio para proporcionar bienestar a los empleados.

Los especialistas en limpieza conocen las mejores técnicas y cuáles son los productos más adecuados para cada uso. Todo esto requiere de organización, consiguiendo así coordinar la actividad del personal de limpieza con la de la empresa sin que se interrumpan los unos a los otros. Para que todo ello suceda de la manera correcta es fundamental que las empresas cuenten con un Plan de Limpieza donde se establezcan horarios y áreas de actuación.

Todo Plan de Limpieza reúne tareas de limpieza y desinfección en todo el área de trabajo, no solo el mobiliario y sino también maquinaria, equipo, herramientas de trabajo, ventanas, paredes y techo, incluso la fachada del edificio si así se estipulara. A continuación destacamos cuáles son los elementos principales a tener en cuenta a la hora de planificar y ejecutar la limpieza en la empresa:

  • La suciedad que debe eliminarse
    En cada lugar se acumula un tipo de suciedad diferente, algunos lugares son más húmedos y hay que combatir la humedad y en otros lugares más secos es necesario acabar con el polvo acumulado.
  • El material de las superficies
    Cada tipo de superficie requiere unos productos de limpieza concretos dependiendo de si el material es poroso, permeable, tiene un acabado delicado, el barnizado, etc. los cuartos de baño, por ejemplo, requieren desinfección para mantener el nivel de higiene.
  • Horario y frecuencia de limpieza
    El equipo de limpieza debe adaptarse a la actividad de trabajo de la empresa, para mantener el equilibrio del lugar y eliminar los microorganismos perjudiciales, repitiendo la labor con la frecuencia adecuada. En cada ejercicio de limpieza deben seguirse las medidas de seguridad que se regulan mediante las normativas adecuadas.

 

Los profesionales de limpieza desarrollan sus tareas bajo controles de seguridad y de calidad, haciendo uso responsable de los residuos generados.Por todas estas razones es fundamental que una empresa cuente con un equipo de limpieza profesional para asegurarse tener resultados de calidad en los tiempos establecidos.

autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

borrar formularioEnviar